Blogia
Mentalidad Divergente

Goodfellas (Uno de los nuestros)


    ...As far back as  I can remember, I always wanted to be a gangster!


    Con esta declaración de principios en toda regla, se presentaba en sociedad Henry Hill, protagonista-narrador de Goodfellas, y arrancaba la mejor peli de hampones, matones, asesinos, chorizos...gangsters en definitiva, que filmaría Martin Scorsese en toda su carrera.

    Posteriormente, intentaría repetir en mayor o menor medida la jugada con Casino y The Departed (Infiltrados), quedándose a años luz de éste clásico instantáneo de la historia del cine.

     Pocas veces en una película se produce una conjunción de factores tan favorables para un director cómo aquí: Robert de Niro, el mejor actor de su generación en estado de gracia, un Joe Pesci que procuraba el contrapunto perfecto con su histrionismo y su violencia, Paul Sorvino como el capo que mueve todos los hilos (siempre sin teléfono!), la guapísima Lorraine Bracco, un guión con un perfecto tempo narrativo, todo un plantel de secundarios de lujo y una ambientación de las diferentes épocas en las que transcurre la acción, perfecta. A esto, añadir a Ray Liotta en el papel de su vida...

    Incomprensiblemente para un pedazo de actor cómo éste, se esperaría que después de su intervención en un film del éxito y repercusión de Goodfellas, tendría su carrera bien encauzada, pero desafortunadamente fué todo lo contrario: encasillado en papeles de tipo duro desde entonces, su poca fortuna le haría acabar convertido en carne de serie B para pelis policíacas y de acción de bajo presupuesto.

    En fin, si queréis pasar una tarde entretenida con unos buenos tipos cómo Henry Hill, Jimmy Conway, Tommy DeVitto y el capo Paul Ciccero, ya tardais en descubrir Goodfellas.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres